Bitcoin y los impuestos

La temporada de impuestos puede ser bastante confusa con reglas complicadas acerca de qué tipos de ingresos son gravables y cuáles no; qué se puede cancelar y qué no; y qué activos necesitan ser listados y cuáles no. Si a esto se añade la confusión en torno a la moneda digital y su estatus a los ojos de los gobiernos, es inevitable que haya dudas sobre la relación de Bitcoin con los impuestos.

En los Estados Unidos, por ejemplo, la «renta imponible» abarca todo lo que se recibe como pago por bienes y servicios. No hay razón para que esto excluya el pago en bitcoin. Bitcoin recibido de otra persona en la bolsa cuenta como ingreso bruto, el cual está sujeto al impuesto sobre la renta. Las monedas Bitcoin obtenidas a través del comercio o de un cambio de monedas bitcoin podrían entrar en la categoría de «plusvalías», como el oro, y estarán sujetas a impuestos. Los Bitcoins que se extraen se contabilizan como ingresos recibidos por el acto de la minería y están sujetos a impuestos, siendo deducibles los gastos devengados (como la potencia de computación). Cuando los mineros venden sus bitcoins, están sujetos a impuestos por cualquier aumento en el valor de los bitcoins entre el momento en que fueron extraídos y el momento en que fueron vendidos.

El Servicio de Impuestos Internos de los EE.UU. redactó una nota de 2014 sobre la «moneda virtual» que ofrece algunas orientaciones sobre su visión de bitcoin como activos de capital que están sujetos a impuestos. Sin embargo, los usuarios tendrán que examinar los requisitos fiscales para cualquier país en el que estén pagando impuestos y determinar cómo sus países de origen clasifican las criptomonedas como bitcoin.

Para prepararse para la temporada de impuestos, es importante que los poseedores de bitcoin tomen nota de cuánto vale el activo digital en relación con su moneda fiduciaria local. También se aconseja mantener un informe de gastos detallado de Bitcoin y registrar el valor de bitcoin cuando se gastó, en caso de que alguno de estos gastos pueda ser cancelado.

Contratar a un contable experimentado es una gran manera de asegurarse de que sus declaraciones de impuestos relacionadas con Bitcoin sean exactas. Existen varios servicios para ayudar a los usuarios a averiguar cómo pagar sus impuestos de Bitcoin, incluyendo CoinReporting y Bitcoin Taxes.

Aunque nadie promete que será divertido, registrar e informar con precisión los ingresos de Bitcoin es un aspecto crucial de la economía monetaria digital.

Deja un comentario